Página Entidad

Bloque Principal

icono
Patrimonio
usted está en EL PUEBLO » Patrimonio

TORREÓN (El Castillo)

Tras la conquista cristiana en 1199, Puebla del Maestre pasó por distintas manos hasta que finalmente en el siglo XV los Reyes Católicos se la concedieron a Alonso de Cárdenas, último maestre de la Orden de Santiago, como recompensa a los servicios prestados contra los árabes. A él, sin duda, se debe el apellido de la localidad.

Este torreón, posiblemente sea el elemento más significativo y representativo de Puebla del Maestre, conocido por todos sus habitantes como El Castillo,  pudo ocupar, por algunos aspectos de su estructura, uno de los ángulos de un castillo. Está ubicado al suroeste de la población, sobre una cima desde la que se controlaba fácilmente toda la localidad, y un buen punto estratégico por su ubicación en las estribaciones de Sierra Morena. Su construcción se sitúa en el año 1483, siendo Don Alonso de Cárdenas dueño del condado de Puebla del Maestre, llegando a ser su casa fuerte.

Es de planta rectangular, tiene 12 metros de lado y 25 metros de altura, está fabricado en mampostería de piedra y cal, con hiladas de ladrillo. Presenta dos zonas, la superior más estrecha con algunos huecos. Aunque presenta aspectos arquitectónicos árabes, no fue construida bajo dominación de éstos, pero todavía tenía influencia dicha arquitectura cuando se construyó, aunque fuese a expensas de la Orden de Santiago.

La torre es de gran robustez y presenta dos cuerpos retranqueados con las fachadas decoradas a base de hiladas de ladrillos muy separados, que contribuyen a realzar los efectos plásticos. En su origen, habría lucido un tercer cuerpo que desapareció tras sufrir un derrumbamiento. El primer cuerpo es muy espacioso, lo ocupa la planta baja, y parece ser que en la antigüedad podía ser utilizado como mazmorras o almacén de cereales. El acceso a la segunda planta se hace a través de una escalera, donde se encuentran las dos bóvedas con las que cuenta la torre: la primera, hecha de cal y ladrillos y, la segunda, de cal y sillarejo, terminando en un gran orificio que aporta la iluminación necesaria a la que en tiempos fuese la zona del salón. Una escalera de caracol une la segunda planta con la azotea.

Se encuentra catalogado como monumento en el Catálogo Monumental de España.

IGLESIA PARROQUIAL “SALVADOR DEL MUNDO”

La Iglesia Parroquial “Salvador del Mundo” no tiene un estilo definido, aunque todos sus caracteres nos apuntan a un inicio románico, a juzgar por las bóvedas de medio cañón y arcos de medio punto, por sus anchas paredes y por sus pequeños ventanales. Carece de nave lateral como algunas iglesias de ese estilo pero la posibilidad de que dicha nave existiera en el lugar donde hoy se encuentra el altar mayor es muy probable. De esta manera la parte que hoy ocupa el retablo de este último sería el ábside.

Su estructura es de variada composición, con fábrica de mampostería encalada en la que se destaca una somera torre, a la que se accede por unas escaleras que llevan también al coro, con la caja de escalera aneja y las cúpulas de varias capillas. El Templo es de una sola nave con capillas laterales a ambos lados, cabecera poligonal y planta rectangular con dos entradas, la principal y otra a los pies de la iglesia (esta última conocida como puerta del perdón). Su construcción podría haberse iniciado a finales del siglo XVI, con elementos característicos del gótico final, sufriendo varias ampliaciones en siglos posteriores.

La estructura moderna que hoy conservamos se debe en parte a las reformas efectuadas por Don Manuel y Don León Durán Rodríguez en 1.898. Así, a la composición primitiva tendríamos que añadirle cinco capillas laterales, la sacristía y el coro. Su estructura y distribución no se han modificado desde entonces, a pesar de las diferentes reformas interiores que se han realizado. La última finalizó a mediados del año 2011 que no afectaron ni a su estructura, ni a su distribución y que le han dado su actual aspecto. En su interior se custodian “Las Sagradas Reliquias de la Pasión de Cristo”, patrona de la localidad.

La capilla que hoy conocemos como la del Sagrario es de anterior construcción que las otras. Fue construida en 1778 para guardar en ella Las Sagradas Reliquias, aunque en la actualidad se encuentran en el retablo del altar mayor.

LAS ESCUELAS

Es uno de los monumentos más característicos de Puebla del Maestre.

Fueron construidas por Don Manuel Durán, obra que finalizó en el año 1930. Aunque se construyeron con marcado carácter clásico y con la misma estructura que un templo griego, con columnas de estilo dórico y todos sus elementos pertenecen a este estilo (columnas con capitales geométricos, entablamento, tímpano, frontón y acroteras), se hicieron a imagen del Palacio del Congreso de Buenos Aires (Argentina), haciendo con ello “homenaje a España y la Argentina”, tal y como reza una inscripción en el centro de Las Escuelas.

La estructura original constaba de tres partes: escuela para niños, escuela para niñas y un amplio salón de cultura en el medio. Posteriormente se hicieron obras reduciendo el salón de cultura y dando lugar a dos nuevas aulas, componiéndose de ocho aulas y una serie de cuartos roperos próximos a las mismas. Tiene un gran patio, donde posteriormente se construyó dentro de él un gimnasio (con un uso tanto para los alumnos del colegio como para el resto de vecinos), así como una pista polideportiva.

Otra de las aportaciones de Don Manuel Durán fue la Biblioteca, en la cual se conservan libros muy valiosos donados por él. La Biblioteca Pública, que está dentro de Las Escuelas, se encuentra abierta tanto para los escolares como para el público en general.