Página Entidad

Bloque Principal

icono
Puebla del Maestre en 1931
usted está en Historia » 1931

Una visión particular de nuestro pueblo: Puebla del Maestre en el año 1.931 Seguidamente nos vamos a acercar a la situación social de nuestro pueblo en la época de la Segunda República: el año 1.931.

En este año, nuestro pueblo tenía 3.089 habitantes a los cuales le tenemos que sumar los 20 que habitaban en el Valle del Coto.

La economía era más rural que en la actualidad y estaba basada en la cría de ganado, la explotación agraria y la caza. Juan Abril Rodríguez era el alcalde de Puebla del Maestre aquel año, Manuel de Castro el Secretario del Ayuntamiento, Teodoro Álvarez Lería el Juez Municipal, Bernardo Martínez el Fiscal y Manuel Muñoz el secretario del Juzgado. Don Inocente Fernández García era el Párroco del pueblo, estando vacante la plaza de coadjutor. Leonor Libiana y Luis Domínguez Gómez eran los maestros encargados de las recientes escuelas públicas. También existía el servicio de Correos, del cual estaba encargado Juan Abril Caballero. El arrendatario de pesas y medidas era Bruno Domínguez Moya. Si nos acercamos a los distintos comercios de aquel año podremos observar, como ha cambiado la situación en relación al momento actual. Existían 11 abacerías o comercios de alimentación como lo entendemos ahora: El de Celestino Abril, el de Magdalena Abril, el de Remigio Crisóstorno, el de Julián Domínguez, el de Antonio Crisóstomo, el de Nicasio Díaz, el de Antonio Durán, el de Bernardo Moñino, el de Antonio Páez, el de Julio Sánchez y por último, el de Alejandro Valencia. Existían 6 tabernas: la de Celestino Abril, la de Antonio Amores, la de Remigio Crisóstomo, la de Julián Domínguez, la de Antonio Durán y la de Nieves Fernández, que muchas veces se correspondían con las abacerías. También existían 8 Zapaterías: la de Eustasio Caballero, la de José Caballero, la de Manuel Caballero, la de Lino Donaire, la de Eduardo Gallego, la de Emiliano Muñoz, la de Antonio Rodríguez y la de Segundo Sánchez.

Herrerías existían 6: la de José Higuero, la de Romualdo Higuero, la de Francisco Montaño, la de Tomás Páez, la de Federico Peneo y la de Manuel Pérez, y una hojalatería, la de Justo Lara.

Relacionados con la Agricultura y la Ganadería encontrábamos un comisionista de aceite: Angel Caballero, 31 cosecheros de aceituna: Juan Abril, Manuel Abril, Eduardo Alvarez, Teodoro Alvarez, José María Balsera, Avelino Caballero, Baldomero Caballero, José Caballero, Elías Díaz, Carmen Durán, Juan Espalza, Toribio Fernández, José Gallego, Manuel García, Laureno Giles, Manuel Giles, Carmen González, Emiliano Grillo, Joaquín Mateos, Julián Moreno, Miguel Moreno, Emiliano Moya, Sinforiano Pelícano, Cecilio Pizarro, Juan Pizarro, Adelardo Rodríguez, Florentino Rodríguez, José Rodríguez y Juan Rodríguez y 8 molinos de aceite: El de Eduardo Alvarez, el de Teodoro Alvarez, el de José Caballero, el de Agustina Espalza, el de Balbina Falcón, el de Manuel Giles, el de José Rodríguez y el de la Sociedad El Salvador.

Existían dos fábricas de harina: la de Balbina Falcón y la de Sociedad El Salvador y dos molinos de harina: el de los hijos de José Abril y el de Francisco Albújar. Existía un almacén de aguardiente, el de Antonio López y tres cafés, los de Antonio Durán, Pablo Estrella y Máximo García. También había 10 maestros albañiles: Antonio Algaba, Antonio Crisóstomo, Remigio Crisóstomo, Faustino Díaz, José Díaz, Manuel Flores, Emilio Guerrero, Joaquín y Manuel Guerrero y Federico Sánchez. El servicio de banco lo tenía Emiliano Grillo, la confitería Eduardo Rubio, la Farmacia Antonio Vidarte, el estanco Manuel Abril, y las barberías Mario Martínez y Adrián Mayoral. También existían tres representantes de automóviles: Daniel Catalán, Diego Pérez y Serafín Vasco, dos transportistas: Leonardo Galván y José Rodríguez, 4 carpinterías: las de Florentino Caballero, Manuel Caballero, Inocente Fernández y Toribio Fernández, 3 Ferreterías: la de Juan Abril, Saturnino Marín y Victoriano Rodríguez y dos fondas: la de Manuel Durán y la de Eduardo Rubio.

El servicio médico esta compuesto por dos médico: José Caballero y Eusebio Antonio Domínguez y dos practicantes: Mario Martínez y Adrián Mayoral.

Había 9 modistas: Manuela Caballero, Matea Domínguez, Felisa Galván, Antonio Guadiño, María Rosa Pelícano, Josefa Pizarro, Otilia Rodríguez, Purificación Sánchez y Manuela Santos.

Existían 5 Panaderías: la de José María Abril, la de Balbina Falcón, la de Isabel Moñino, la de Antonio Moya y la de Concepción Rodríguez. 3 Quincallerías: la de Magdalena Abril, la de José Rodríguez y la de Manuel Vasco y 3 agentes de seguros: Eustasio Caballero, Francisco Caballero y Bruno Domínguez.

Las tiendas de tejidos eran las de Juan Abril, Saturnino Marín, José Rodríguez y Juan Sánchez.

Por último, tendríamos que señalar también la existencia de dos hornos de tejas y ladrillos, los de los hermanos Machío y el de Manuel Sánchez, un abogado que era Antonio Caballero y Emiliano Grillo era el organista de la Parroquia.

Como pueden ustedes observar la situación de Puebla del Maestre en el año 1.931, era muy distinta a la situación actual.